Estás Leyendo
Todo lo que necesitas saber para jugar al golf estando embarazada

Todo lo que necesitas saber para jugar al golf estando embarazada

Eres jugadora de golf, estás embarazada y tienes dudas sobre si es un deporte seguro para tu bebé. Aunque todos los embarazos son diferentes, muchas golfistas continúan jugando hasta las últimas semanas de gestación sin dificultad, e incluso logran mejorar sus resultados al tener que apoyarse más en el juego corto

Para aclarar dudas y saber qué cuidados especiales deben adoptar las mujeres embarazadas cuando juegan al golf, hemos hablado con el doctor Alberto Rodríguez Melcón, jefe del Servicio de Obstetricia del centro Dexeus Mujer.

En líneas generales podemos decir que la mayoría de deportes pueden realizarse durante el embarazo. Solamente estarían contraindicados aquellos de contacto (boxeo, artes marciales…), o realizar ejercicios de alta intensidad y extenuantes. También es importante saber que al principio del embarazo son frecuentes los mareos y las bajadas de tensión, por lo que aquellos deportes que necesiten del equilibrio pueden verse afectados y convertirse en peligrosos.

Cada mujer y cada embarazo es diferente. Pero, en general, ¿se puede decir que jugar al golf durante el embarazo es seguro? ¿O todo lo contrario, es mejor evitarlo?

El golf tiene la particularidad de ser un deporte asimétrico y de alta exigencia para la musculatura de la espalda y el tronco. La dirección del swing siempre es en el mismo sentido, y no son infrecuentes los problemas de espalda en los golfistas profesionales. Como durante el embrazo el centro de gravedad se desplaza hacia delante, a la espalda no le queda más remedio que acentuar la lordosis (curvatura hacia atrás), y esto puede originar problemas y dolor de espalda ya de por sí. Jugar al golf en estas circunstancias podría ser contraproducente.

¿Hay algún trimestre o periodo en el que la embarazada deba tener especial precaución si juega al golf?

A medida que evolucione el embarazo y la espalda se vea más afectada, habrá más probabilidad de tener alguna contractura. Para la gestación no debería haber problemas en ningún trimestre.

Según el trimestre del embarazo, ¿hay síntomas a tener en cuenta, que son normales, pero que hay que saber a la hora de jugar al golf?

Al principio del embarazo hay que tener cuidado con las náuseas y los mareos, ya que pueden hacernos pasar un mal momento en el campo. Las bajadas de tensión también son frecuentes, por lo que conviene protegerse del sol y estar bien hidratada. Las visitas al baño son más frecuentes de lo normal, por lo que conviene planificar un poco el recorrido.

Durante el embarazo la frecuencia cardiaca basal se incrementa unos 20-30 latidos por minuto. Esto ocurre ya desde el principio y lo notaremos al subir las cuestas del campo. Será necesario tomarnos algunos segundos más antes de dar el siguiente golpe.

El aumento de peso y el cambio del centro de gravedad son factores que afectan al swing.  ¿Hay algún gesto o palo que la embarazada debería evitar?

Como hemos comentado antes, esto irá ocurriendo a medida que avance la gestación. Los golpes más bruscos como los que damos con los drivers pueden generarnos algún problema en la espalda. Lo mismo ocurrirá con hierros largos, o cuando demos un swing completo. En este momento puede ser una opción movernos hacia el campo de pitch & putt y mejorar nuestro juego corto.

¿Qué consejos nutricionales específicos se le podrían dar a una golfista para un día que sale a jugar?

Lo más importante es la hidratación, sobre todo en verano, para prevenir bajadas de tensión. Algo de fruta o frutos secos también nos ayudarán a completar el recorrido. La embarazada debe hacer tantas pausas como sea necesario y le pida el cuerpo.

Aunque la embarazada se encuentre cómoda cargando con su bolsa de palos ¿es aconsejable?

Durante el embarazo sería conveniente utilizar un carrito para llevar la bolsa. Así protegemos a la espalda de la carga del peso.

En cuanto a la ropa y el calzado, ¿hay algo que se deba tener en cuenta?

Al final del embarazo sería conveniente utilizar ropa que no comprima. Tanto a nivel del pecho como de las piernas. Las medias compresivas pueden ayudar a evitar la hinchazón de los pies al final de la jornada.

Un partido de golf puede durar unas 5 horas. ¿Es aconsejable aguantar todo ese tiempo o mejor recortar los partidos a 9 hoyos, por ejemplo?

Todo depende de nuestra capacidad física y de cómo nos encontremos. Si vemos que el recorrido se nos hace largo siempre podemos acortarlo.

¿Mejor evitar ciertas horas o temperaturas para jugar al golf si se está embarazada?

Sería conveniente evitar jugar a las horas de máximo calor, o los días más calurosos. Una bajada de tensión puede jugarnos una mala pasada y arruinar lo que iba a ser un buen día de golf.

Volver al inicio