Estás Leyendo
Tiger Woods y la importancia de marcar correctamente la bola en el green

Tiger Woods y la importancia de marcar correctamente la bola en el green

No marcar la posición de nuestra bola cuando reposa en el green, o hacerlo de forma incorrecta, puede costarnos muy caro. Que se lo digan a Tiger Woods, que desde un mal trago en su último torneo como jugador amateur se fija muy bien en cómo marca su bola.

Corría el año 1996 y Tiger Woods disputaba la final del US Amateur Championship contra Steve Scott en el campo de Pumpkin Ridge Woods, en Portland. Era su último torneo antes de convertirse definitivamente en jugador profesional con 20 años, y una victoria supondría además pasar a la historia como el primer jugador en ganar el campeonato en tres ocasiones.

En el hoyo 16 de la segunda vuelta, cuando Scott (19 años) iba dos arriba, Tiger Woods marcó su bola en el green con una moneda, como hace habitualmente. Como estaba en la línea de putt de Scott, éste le pidió que la moviera, y el partido continuó. Sin embargo, al ir a jugar su bola, Woods se olvidó de volver a colocarla en el sitio original en donde reposaba.

El gesto de deportividad de Steve Scott cambió la manera de marcar las bolas de Tiger

En todo un gesto de caballerosidad y juego limpio, Steve Scott advirtió en ese momento a Woods de su error, que le hubiese costado la pérdida automática del hoyo y del partido (3&2). De hecho, gracias a la advertencia de su oponente, Woods pudo dar una de sus épicas vueltas al marcador y acabar ganando el campeonato.

Tiger Woods no reconoció ni agradeció el gesto de Scott públicamente hasta años más tarde, pero cuando lo hizo, admitió que ese momento significó un antes y un después en su forma de marcar la posición de la bola.

Desde aquél día, el golfista californiano siempre coloca la moneda que usa como marcador con la cara (heads) hacia arriba. Si alguien le pide que mueva el marcador, entonces coloca la moneda con la cruz (tails) hacia arriba. “Así, cuando veo la cruz hacia arriba sé que he movido la bola”, asegura.

Golf Films / Golf.com

Lo que hizo Scott “fue un auténtico gesto de deportividad, una prueba de lo que verdaderamente es el juego del golf”, aseguró Tiger pasados los años.

Steve Scott, cuya carrera como profesional quizás hubiese sido muy distinta de haberse callado en ese hoyo 16, asegura no arrepentirse de lo que hizo. “Hay que ganar con los palos, no por una regla”.

Marcar la bola en el green

La regla dice que una bola que está en el green puede ser levantada y limpiada. Para ello, el punto de reposo de la bola debe ser marcado antes de ser levantada. Al ser repuesta, la bola se debe volver a colocar en el mismo lugar en donde estaba.

Las reglas del golf no dicen cómo tiene que ser exactamente el objeto que utilicemos como marcador de la posición de una bola, en el green o en cualquier otra parte del campo (si nos tenemos que aliviar, por ejemplo). Podemos utilizar desde un tee, hasta una moneda o cualquier pequeño objeto que compremos para ello.

PunkyJane.com

Una bola puede ser marcada en cualquier posición alrededor de la misma, siempre y cuando la marca se coloque inmediatamente al lado de ella. Esto quiere decir que, aunque no suele ser lo habitual, se puede colocar un marcador de bola delante o al lado de la bola.

Dos situaciones muy comunes

Para evitar malentendidos en el green, recuerda la solución a dos situaciones que seguramente habrás vivido alguna vez:

  • Cualquier jugador del partido puede exigirnos que levantemos y marquemos nuestra bola. Además, si nuestra marca interfiere en la línea de putt de otro jugador, éste puede pedirnos que la marca sea desplazada una o varias cabezas de putt.
  • Si tu bola jugada desde el green golpea la bola de otro jugador que también reposaba en el green, tendrás dos golpes de penalización (en la modalidad de juego por golpes, o stroke play). Además, en estos casos hay que saber que la bola golpeada debe ser repuesta en donde estaba, y la otra se jugará tal y como reposa.
Volver al Inicio