Estás Leyendo
Las 4 cosas que debes saber para comprar bolas de golf y no enloquecer

Las 4 cosas que debes saber para comprar bolas de golf y no enloquecer

No llaman la atención, son discretas y pequeñas, pero sin embargo son las reinas indiscutibles de la fiesta. Las bolas de golf, tantas veces olvidadas y ninguneadas por los jugadores, son la pieza indispensable de este deporte; sin ellas no hay nada de nada. ¿Por qué no les damos entonces la importancia que se merecen a la hora de comprarlas?

Probablemente, la información confusa y muchas leyendas urbanas, han hecho que buena parte de los aficionados acaben eligiendo sus bolas de golf a ojo, guiándose más por el precio que por criterios técnicos. Sin embargo, no todas las bolas son iguales, y elegir una u otra puede marcar una gran diferencia en tu tarjeta.

Para facilitarte la tarea y de paso velar por tu salud mental, hemos reducido a cuatro los conceptos básicos que tienes que tener claros antes de comprar unas bolas de golf:

1 – Spin

Este término que verás en todas las cajas de bolas significa “giro” en inglés. La cantidad de spin viene determinada por el ángulo de golpeo del jugador y el diseño de la bola (la cubierta, especialmente).

El backspin es el giro hacia atrás de la bola durante el vuelo. Dependiendo de la fuerza que lleve la bola, al tocar el suelo rodará hacia atrás. Este efecto de retroceso se puede controlar más o menos según el diseño, por lo que se puede decir que hay bolas con más capacidad de frenada al aterrizar que otras. Es un factor que se nota especialmente en el juego corto.

2 – Trayectoria

El diseño de los hoyuelos (o dimples) que cubren la parte exterior de la bola determina el tipo de vuelo y trayectoria que podemos conseguir. Dependiendo de la cantidad, profundidad y reparto de los hoyuelos, se puede conseguir una trayectoria alta, media o baja.

3 – Compresión

Cuando te digan que una bola es “dura o blanda”, lo más habitual es que se estén refiriendo a su nivel de compresión o rigidez (aunque, ojo, también se pueden estar refiriendo a la cubierta). Cuanto más compacto es el interior de una bola, menos se deforma durante el impacto, y por lo tanto tendremos una sensación más firme al dar el golpe.

Aunque hay diversos niveles de compresión, su efecto en el juego no es excesivamente relevante a nivel amateur. La compresión la vas a notar más bien en las sensaciones al golpear (un tacto más duro o más blando).

Dicho esto, te conviene saber que las marcas suelen hablar de tres niveles de compresión: baja o blanda (80 o menor), media (90) y alta o dura (100 o más). A menor velocidad de swing se suele recomendar una bola más blanda. Los profesionales y grandes pegadores, que buscan precisión máxima, eligen valores altos de compresión.

4 – Cubierta

La capa exterior de la bola puede ser de un material más o menos rígido, que la hace más o menos duradera, e influye en la cantidad de spin que se puede conseguir. Las bolas “premium” tienen una cubierta blanda que dan un spin extra, especialmente beneficioso para los hierros y todos los golpes con los wedges. Las cubiertas duras hacen que la bola corra más en todos los aspectos del juego corto, lo que nos exige más precisión y control, especialmente en el green.

Mira la distorsión de una bola de golf tras impactar sobre acero

Pero entonces, ¿qué bola compro?

“Un jugador de golf, sea del nivel que sea, tiene que ‘encontrar’ su bola, saber cuál es la que mejor se ajusta a su perfil, y jugar solo con ese modelo”, explica Alejandro Allepuz, representante de Titleist para el sur de España.

Jugar con la primera bola que nos encontramos, sin mirarla, es uno de los mayores errores que podemos cometer, asegura. “Andar cambiando a lo loco de bola nos impide ser consistentes en nuestro juego y desarrollar una estrategia correcta. Todo lo que ganas por un lado, con los palos, con el swing, con el putter, con la práctica, lo puedes perder por no tener una bola ‘tuya’, que se adapte a tu juego y sepas cómo se comporta», añade.

«Si no sabes cuál es tu tipo de bola y cómo se va a comportar, no puedes tener estrategia”

Alejandro Allepuz, Titelist

Como experto de la marca líder en el mundo, el consejo fundamental de Alejandro Allepuz cuando vayas a comprar bolas de golf es entender que hay tres segmentos de bolas en el mercado: premium, performance y value.

En líneas generales, a mayor precio, más prestaciones que facilitan el juego. Una bola de gama alta o premium ofrece más distancia (por el diseño de su núcleo) y control (por la cubierta blanda de uretano). Cuanto más económica, mayor dureza en la cubierta, por lo que notarás más rapidez en el juego corto y con el putter

Una vez analizado el mercado y decidido el tipo de bola que necesito y entra dentro de mi presupuesto, las recomendaciones de los expertos son los siguientes:

  • Lleva un solo tipo de bola en tu bolsa y no cambies (al menos durante un tiempo razonable).
  • Para encontrar tu tipo de bola, prueba diferentes modelos, desde el tee hasta el green, y compara los resultados. También puedes apuntarte a uno de los fittings de bolas que organiza Titleist en campos y pro-shops.
  • Los dos factores clave a tener en cuenta en tus pruebas son la distancia que logras y el control de la trayectoria. Igual que debemos saber los metros que hacemos con nuestros palos, también tenemos que saber cómo reacciona nuestra bola en el juego corto y putter.
Volver al Inicio