Estás Leyendo
La dieta del golfista: errores y consejos de alimentación

La dieta del golfista: errores y consejos de alimentación

Si alguna vez has jugado al golf con hambre o sed, sabes que no es algo divertido. Los 18 hoyos se hacen interminables, el swing se vuelve pesado, y tu concentración desaparece. Otras veces, sin embargo, el problema es el contrario: nuestro estómago nos arruina el partido porque hemos comido algo poco recomendable.

La alimentación de los golfistas tiene una relación directa con su rendimiento en el campo, su recuperación tras un partido, y la prevención de lesiones. Tanto a nivel amateur como profesional, lo que ingerimos y cuándo lo hacemos es algo que los jugadores de golf no debemos descuidar.

ERROR: JUGAR EN AYUNAS

Los partidos de golf se consideran deporte de resistencia, por la duración y los kilómetros que se recorren. Por eso, para evitar la fatiga es fundamental no jugar nunca en ayunas. Tampoco es recomendable jugar con el estómago lleno.

En resumen: haz una comida saludable entre 1 y 2 horas antes de salir al campo, y no te olvides de meter en la bolsa de palos algo para picotear entre hoyo y hoyo.

Mantener los niveles de energía y concentración en el golf se logran con una buena nutrición e hidratación durante toda la ronda

QUÉ COMER ANTES DE JUGAR

Un menú sano para antes de salir a jugar debe incluir:

  • Proteínas: huevos, carne y pescado.
  • Carbohidratos con bajo índice glucémico, ya que tardan en digerirse y aumentan la sensación de saciedad. Por ejemplo: arroz integral, pasta integral al dente, copos de avena, pan integral, legumbres, zanahorias crudas, la mayoría de las frutas y verduras verdes, los lácteos sin azúcar añadido.
  • Grasas insaturadas o saludables: que encontrarás en el aguacate, frutos secos y semillas, salmón, sardinas, aceite de oliva, etc.

La idea fundamental es que ingieras calorías que te permitan aguantar durante las 5 horas que estarás en el campo y no te dejen sin fuelle a la mitad del partido.

Algunas sugerencias:

  • Tostadas de pan rústico con aceite de oliva, tomate rallado y jamón ibérico
  • Yogur griego con mango y nueces
  • Tostadas con huevos revueltos, tomate, champiñones y atún
  • Gachas de avena con frutos secos y plátano
  • Filete de pollo o pescado a la plancha acompañado de arroz integral y vegetales
  • Wraps de salmón ahumado, tomate y aguacate
PROHIBIDO LLEVAR EN LA BOLSA

Si quieres evitar la somnolencia, debes alejarte de las calorías “inútiles”, al menos por unas horas. Esta es la lista de alimentos que debes evitar comer a toda costa durante un partido de golf:

  • Patatas fritas y aperitivos salados
  • Bollería y galletas industriales
  • Barritas de chocolate tipo Mars, etc.
  • Barritas industriales de cereales
  • Cereales de desayuno llenos de azúcar
  • Zumos envasados
  • Refrescos azucarados (ojo a algunas bebidas isotónicas)
  • Caramelos y chucherías
  • Café
  • Alcohol
NUTRICONSEJO: PICOTEO SANO  

Para llegar al hoyo 18 sin desfallecer, es importante que mantengas tus niveles de energía durante todo el recorrido. Para ello, los nutricionistas deportivos recomiendan a los golfistas seguir una estrategia muy sencilla de recordar: come algo ligero cada 6 hoyos (es decir, tres veces en total).

Come porciones pequeñas, lo suficiente como para quitarte el hambre pero sin llenarte.

Algunas sugerencias:

  • Frutos secos sin sal
  • Dátiles
  • Plátano o manzana
  • Barritas energéticas de ingredientes naturales y sin azúcares añadidos
  • Sándwich de crema de cacahuete
  • Sándwich de atún y huevo duro
INDISPENSABLE: HIDRATARSE

Una buena hidratación es fundamental antes, durante y después de un partido de golf, y no solo para prevenir el desgaste y la fatiga. Se ha demostrado que pérdidas de líquido del 3 al 4% del peso corporal de un deportista provocan debilidad, pérdida de la concentración y somnolencia.

Habitúate a beber unos sorbos de agua cada tee de salida. Los nutricionistas recomiendan a los golfistas beber unos 200 ml de agua cada 30 minutos, especialmente si hace calor.

Picotea algo cada 6 hoyos: 3 veces en un partido de 5 horas

Dependiendo de la época del año, el calor influye en la sudoración y en la sensación de sed. En invierno tenemos menos sed, pero eso no quiere decir que necesitemos ingerir menos agua.

Con el sudor, además, perdemos electrólitos, sobre todo sodio, por lo que cuando se juega al golf bajo un sol de justicia es bueno tomar bebidas isotónicas correctamente formuladas (no vale un refresco azucarado).

Volver al inicio