Estás Leyendo
Jupiter y The Palm Beaches: el refugio favorito de las estrellas del golf

Jupiter y The Palm Beaches: el refugio favorito de las estrellas del golf

A unos 90 minutos en coche al norte de Miami, en la ciudad de Jupiter no es raro encontrarse un día cualquiera en la cola del supermercado o en la farmacia a algún golfista profesional del circuito estadounidense. Desde Tiger Woods y Brooks Koepka hasta Rory McIlroy, Azahara Muñoz, Mel Reid o Stacey Lewis, casi medio centenar de jugadores del PGA y LPGA Tour han elegido esta tranquila zona costera para fijar su residencia en Estados Unidos.

Jupiter y lo que se conoce como The Palm Beaches podrían ser el equivalente en Estados Unidos a la Costa del Sol en Europa: el paraíso del golfista. Con un clima soleado y placentero la mayor parte del año, salvo algún susto en la temporada de huracanes, y campos de golf para todos los gustos (160 en total), los jugadores profesionales han encontrado en esta zona del sur de Florida el lugar perfecto para usar como base de operaciones, tanto para entrenar como para vivir con sus familias y socializar tranquilamente.

Otro de los factores que añade atractivo a esta franja atlántica es la política fiscal de Florida, que no grava las ganancias con impuestos estatales. Es uno de los pocos estados que lo hace, o al menos el más soleado (los otros son Alaska, Nevada, South Dakota, Texas, Washington y Wyoming). De hecho, Phil Mickelson ha reconocido abiertamente que se muda en breve de su California natal a Jupiter por los impuestos.

Aunque forma parte del condado de Palm Beach, un tradicional enclave de millonarios y últimamente más conocido por ser el lugar favorito para hacer negocios y/o política de Donald Trump, en Jupiter no hay boutiques de lujo, ni paparazzis detrás de los arbustos o aparcamientos repletos de ferraris, sino restaurantes y bares de ambiente relajado y sin pretensiones, en donde sus famosos residentes disfrutan con normalidad y sin agobios de su tiempo libre.

Hay, no obstante, un lugar de referencia para los profesionales y los aficionados al golf en general: The Woods. Sí, lo has adivinado, es el bar de Tiger Woods. Inaugurado en 2016, no es raro ver en el local a Dustin Johnson, Justin Thomas o Rickie Fowler tomándose unas cervezas, viendo un partido por televisión o celebrando alguna victoria. Para comer en chanclas y relajarse frente al mar, algunos de los lugares más populares son The Square Grouper, Guanabanas y Hog Snappers.

A la hora de entrenar o jugar pachangas, los dos clubes favoritos de los pro son el Medalist Golf Club, creado por Greg Norman, y el Bear’s Club, de Jack Nicklaus, otros dos ilustres y pioneros vecinos de la zona. The Dye Preserve es el que parece atraer a más jugadoras de élite, entre ellas Azahara Muñoz, Marina Alex y Jessica Korda. Además de poder jugar en campos de primer nivel, las estrellas internacionales tienen garantizada su privacidad y la seguridad de que se pueden relajar en un entorno donde se vive por y para el golf.

Opciones para turistas

Aunque estos tres son clubes privados a los que solo se accede acompañado por un socio, hay muchos otros campos en el condado de Palm Beach en donde cualquier aficionado puede jugar pagando el correspondiente green fee o a través de paquetes contratados con hoteles. Estas son algunas opciones:

Desde España hay vuelos directos a Miami desde Madrid y Barcelona. El aeropuerto de Palm Beach tiene conexiones con las principales ciudades de Estados Unidos.

Volver al Inicio