Estás Leyendo
Golf Fitness: cuádriceps e isquiotibiales en forma

Golf Fitness: cuádriceps e isquiotibiales en forma

El golf es un deporte en el que el tren inferior del cuerpo adquiere una gran importancia, debido a factores clave para un buen swing, como la estabilidad, la fuerza y la potencia. De la mano de la entrenadora personal Paula Hoya, os proponemos una nueva serie de ejercicios enfocados a reforzar esta zona, clave para los jugadores de golf.

En esta ocasión, Paula plantea cinco ejercicios sencillos centrados en trabajar los cuádriceps y los isquiotibiales, que se pueden sumar a los que ya os propusimos en el anterior vídeo dedicado a los glúteos.

“Son ejercicios básicos pero efectivos. Seguimos construyendo desde la base, dominando rangos y movimientos. Es importante pensar que, además de mejorar nuestro juego, con estas rutinas de fitness estamos mejorando también nuestra salud y calidad de vida”, explica.

La rutina que propone Paula:

Ejercicio 1: Sentadilla isométrica
Apoya la espalda en una superficie plana y “siéntate”. La espalda debe de estar recta, sin arquear, y las piernas a 90 grados. Mantén la posición unos 30 segundos. Repite el ejercicio 3 veces.

Ejercicio 2: Sentadilla
La clásica y siempre efectiva sentadilla. Es importante no curvar las lumbares cuando hagas este ejercicio. Baja profundo, sin que las rodillas sobrepasen las puntas de los pies. Baja y sube 15 veces. Haz 3 repeticiones.

Ejercicio 3: Lunge
Para hacer el lunge o pasos de tijeras recuerda que al flexionar la pierna, la rodilla no debe de sobrepasar las puntas de los pies. La rodilla de la pierna que va hacia atrás, no debe de tocar el suelo. Haz 15 repeticiones con cada pierna. Repite el ejercicio 3 veces.

Ejercicio 4: Isquiotibial isométrico
Apóyate sobre los antebrazos y eleva la pelvis. Cuidado en este ejercicio con el cuello: relájalo, no dejes que se tense. Mantén la posición 30 segundos. Repite el ejercicio 3 veces.

Ejercicio 5: Peso muerto
Con las piernas ligeramente dobladas y separadas sin sobrepasar el ancho de las caderas, baja la espalda echando el culo hacia atrás hacia quedar paralela al suelo. Mantén la espalda recta en todo momento, y haz fuerza con el glúteo. Hazlo 12 veces. Repite la serie 3 veces.

Importante: Recuerda que estos ejercicios no los debes de hacer sin haber calentado y activado tu cuerpo previamente. Incorpóralos progresivamente en tu rutina de fitness, después de correr o de una clase dirigida en el gimnasio. Si notas cualquier molestia o dolor agudo, para de inmediato y consulta a un médico o fisioterapeuta. Tu conoces mejor que nadie tu cuerpo y sabes dónde está el límite.

Volver al Inicio