Estás Leyendo
Convierte en 5 minutos tus zapatillas de deporte en zapatos de golf

Convierte en 5 minutos tus zapatillas de deporte en zapatos de golf

Encontrar zapatos de golf con los que estemos a gusto al 100% no suele ser misión sencilla. Si a la comodidad le sumamos factores estéticos, técnicos y económicos, a veces nos da más pereza cambiar de zapatos de golf que de palos.

Si has sentido alguna vez la tentación de salir a jugar 18 hoyos con tus zapatillas de deporte convencionales, hemos encontrado dos accesorios que te permitirán convertirlas en zapatos de golf en cuestión de minutos.

PUBLICIDAD

Además de permitirte jugar con los zapatos que más te gusten, estos gadgets son una solución muy práctica para los golfistas esporádicos que no quieren invertir demasiado en calzado, o aquellos que necesitan hormas especiales (por temas de plantillas, transpiración, juanetes, o cualquier problema podológico) y no encuentran modelos a su medida.

Golfkicks

Con la ayuda de un simple kit de clavos Golfkicks, cualquier zapatilla de deporte se puede transformar en un zapato de golf. Son muy fáciles de colocar (solo se necesita un destornillador), y si te cansas de ellos se pueden quitar sin hacer daño a la suela.

En cada paquete vienen 20 unidades, y se pueden comprar de diferentes colores. Lo recomendable es usar 8 clavos en cada zapato. Las suelas en las que mejor se adaptan son las lisas o planas, desde unas Vans, Geox o Converse hasta unas zapatillas tipo botín para el agua. También se pueden colocar en zapatos de golf híbridos, que vienen sin clavos, para darles más agarre.

Precio: unos 28 euros.

Franginettes

Las Franginettes son un sencillo accesorio creado por la diseñadora francesa Aurélie Chadaine que permite cambiar rápidamente una zapatilla de deporte convencional y convertirla en un divertido zapato de golf.

Hechos en piel de diferentes colores (sacan ediciones limitadas periódicamente), se trata de unos flecos de quita y pon que se atan con los cordones de las zapatillas o de los zapatos a los que se quiere dar un cambio de imagen. Colocados sobre las típicas zapatillas blancas, son un éxito seguro, pero las combinaciones con las que puedes experimentar son infinitas.

Precio: desde 35 euros

Volver al inicio