Estás Leyendo
Campos de golf que admiten perros, la asignatura pendiente en España

Campos de golf que admiten perros, la asignatura pendiente en España

Acudir a jugar a un campo de golf acompañada por tu perro puede parecer algo descabellado en España, pero no es algo insólito en otros países de tradición golfista, especialmente en el Reino Unido. Los campos de golf, al fin y al cabo, son unos parques enormes, ideales para que los canes disfruten de largos paseos al aire libre acompañando a sus dueños.

En España, por norma general, los campos de golf no permiten el acceso a perros, a veces incluso tampoco a su casa club y zonas de restauración. El motivo, según nos han explicado diversos gestores de campos, es básicamente la falta de costumbre y la escasa demanda por parte de los socios. Aún así, muchos de los consultados admiten estar dispuestos a impulsar iniciativas “dog friendly”, como abrir los campos a perros ciertos días al mes o a ciertas horas, o celebrar eventos especiales.

Lauro Golf, en Málaga, es pionero en la Costa del Sol en este sentido. Desde hace 13 años, desde sus inicios, el campo ha admitido perros en todas sus instalaciones. Según nos explica Melissa Gallardo, su directora de marketing, “los perros son absolutamente bien recibidos aquí; nos encanta tenerlos, y jamás nos han dado ningún problema. Es cuestión de sentido común. Si tu perro no está bien educado, pues no puede estar en un campo. Pero si es un animal tranquilo, no veas cómo disfruta de cuatro horas de paseo mientras tu juegas”.

«Es cuestión de sentido común. Si tu perro no está bien educado, no puede estar en un campo de golf»

Normas de convivencia

Las normas para acceder con perros a los campos de golf son las mismas en todo el mundo, desde los links de Escocia hasta Australia. A no ser que te digan lo contrario, esto es lo que debes de tener en cuenta:

  • Mantén a tu perro bajo control durante todo el recorrido. Asegúrate de que está entrenado y atiende a tus órdenes.
  • El perro debe de estar atado en todo momento durante el recorrido con una correa.
  • Mientras preparas y realizas tu golpe, el animal debe de estar atado, al carrito, al buggie o a tu bolsa de palos.
  • El perro no puede pisar los greenes ni los búnkers.
  • Recoge los excrementos de tu mascota (no quieres que tu bola caiga en un caca, ¿no?)
  • Si tu perro ladra y se pone nervioso entre gente desconocida o si ve a otros perros, obviamente no debe salir a jugar contigo.

¿Te animarías a llevar a tu perro al campo de golf? ¿Te molestaría jugar con perros en un campo de golf? Queremos saber tu opinión. Visita el hilo que hemos abierto en Facebook y comparte tu punto de vista o tu experiencia en este sentido.

Volver al Inicio